La vida es así.

Las malas experiencias nos convierten en personas que nunca quisimos ser.

No podemos controlar todo lo que nos sucede en la vida, a veces simplemente pasa algo que hace cambiar tu vision del mundo, tus esperanzas o los sueños que durante mucho tiempo dieron sentido a tu existir, a la vida. Al cabo de un tiempo, cuando te das cuenta de la realidad del mundo que te rodea y odias toda esa falsedad y dureza, se produce el silencio, se crea el vacío y cierras los ojos entre lágrimas esperando que todo sea un mal sueño y que, al despertar, recuperarás esa visión del mundo esperanzadora e idealista que hace un tiempo te caracterizaba, defendiendo la idea de que todo es posible… Desearía no haver vivido muchas de las experiencias que finalmente me han convertido en lo que soy hoy, en este mismo instante mientras todo se tambalea. Aún así, queda algo de lo que fui, porque sé que en algun momento todo llegará, igual que llega a todas las personas que lo merecen, que algo bueno espera a ser encontrado.

Muy pronto aprendí de la muerte, de las traiciones, de las falsedades, del sufrimiento ajeno y la impotencia de no poder ayudar, del dolor que pueden hacer las palabras.

Muy pronto decidí que lo único que quiero en este mundo es ser feliz.

Muy pronto tuve que empezar curar mis heridas en silencio mientras otros se empeñan en abrirlas.

En el fondo, nada de eso importa, no me escondo de mis debilidades, ya que son las cicatrices de una vida, y jamás dejaré de buscar los motivos para poder sonreir.

S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s